Cita previa 985 365 122

Infecciones cutáneas

La patología infecciosa de la piel es muy frecuente y variada. Incluye infecciones bacterianas, víricas, fúngicas (por hongos) e infestaciones o parasitosis.

También es parte clásica de nuestra especialidad la Venereología, que estudia las enfermedades de transmisión sexual. Son en su mayoría infecciones víricas (condilomas acuminados por el virus del papiloma humano-VPH-, herpes simple) y bacterianas (sífilis, uretritis).

Las infecciones bacterianas más comunes son el impétigo, foliculitis y forunculosis, que a veces siguen un curso crónico y requieren un abordaje especializado.

Dentro de las viriasis cutáneas, la más frecuente son las verrugas vulgares, que pueden afectar a cualquier localización, incluyendo las plantas de los pies (verrugas plantares). Muchas veces son confundidas con problemas mecánicos del pie (ojos de gallo, callosidades). El dermatólogo es el especialista mejor capacitado para un correcto diagnóstico y enfoque terapéutico en estos casos. Disponemos de tratamientos tópicos queratolíticos e inmunomoduladores que pueden solucionar el problema. En nuestra clínica realizamos crioterapia o criocirugía con nitrógeno líquido, que suele ser eficaz en su tratamiento.
También son frecuentes las infecciones por el virus del herpes simple, el virus de la varicela zóster, cuyo tratamiento precoz es importante para prevenir complicaciones (neuralgia postherpética).

Las infecciones por hongos son comunes en la piel, pudiendo ser originadas por levaduras o por dermatofitos (agentes productores de las tiñas). Su diagnóstico se basa en las manifestaciones clínicas, la valoración bajo luz de Wood que utilizamos en la clínica y los cultivos microbiológicos.

Este sitio usa cookies propias y de terceros de tipo analítico. Si continúa navegando entendemos que autoriza su uso. Más información.