Cita previa 985 365 122

Alteraciones de la pigmentación

El cloasma o melasma es una hiperpigmentación facial muy común. Tiene una base hormonal y se agrava por la exposición a la radiación ultravioleta del sol. Su tratamiento a base de modernos despigmentantes tópicos y fotoprotectores es eficaz.

Los léntigos son manchas que aparecen en zonas expuestas de forma crónica a la radiación, asociadas con el paso de los años. Es importante su valoración por un especialista de Dermatología para diferenciarlos del léntigo maligno, lesión precursora de melanoma.

El vitíligo consiste en una enfermedad autoinmune que lleva a la destrucción de los melanocitos, por lo que se produce una despigmentación completa de la zona afectada. Esto tiene una importante repercusión estética y psicológica en el paciente afectado. El vitíligo puede estar asociado a otras enfermedades sistémicas por lo que es conveniente su estudio especializado. Además es frecuente su confusión con infecciones por hongos y otras dermatosis que cursan con despigmentación. Su localización, extensión y pronóstico es variable. En la actualidad disponemos de diversos tratamientos que pueden mejorar o incluso eliminar la enfermedad.

Este sitio usa cookies propias y de terceros de tipo analítico. Si continúa navegando entendemos que autoriza su uso. Más información.