Cita previa 985 365 122

Precáncer y cáncer cutáneo. Melanoma

El cáncer cutáneo es el más frecuente del cuerpo humano. Su incidencia ha ido aumentando en las últimas décadas en relación con la exposición solar y las lámparas de bronceado. Afortunadamente, el diagnóstico precoz y los diversos tratamientos de los que disponemos hacen que su pronóstico sea muy bueno a pesar de su altísima frecuencia.
Es fundamental el diagnóstico precoz. Por esto aconsejamos las revisiones periódicas de la piel por el especialista.
El cáncer de piel puede ser de diversos tipos. El más frecuente es el carcinoma o epitelioma basocelular. Es el más frecuente en la raza humana. Afortunadamente tiene una agresividad esencialmente local. Se diagnostica clínicamente y mediante dermatoscopia. Disponemos de tratamientos tópicos que pueden ser útiles en formas superficiales, y el tratamiento quirúrgico es resolutivo en la inmensa mayoría de los casos.
En segundo lugar tenemos el carcinoma espinocelular o epidermoide, que suele aparecer sobre lesiones precancerosas llamadas queratosis actínicas o solares, comunes en zonas expuestas al sol de forma crónica. Es importante su tratamiento para evitar su degeneración maligna.
Por último, el más agresivo y temido por su riesgo de invasión es el melanoma. Su tratamiento consiste en la extirpación quirúrgica y seguimiento estrecho del paciente. En nuestra clínica disponemos de microscopía de epiluminiscencia o dermatoscopia de luz polarizada y sistemas de fotodermatoscopia que ayudan a la monitorización de las lesiones cutáneas. Las revisiones periódicas de lunares o nevus son importantes para detectar cambios precoces o nuevas lesiones sospechosas de melanoma.

EQUIPOS DERMATOSCOPIA

Este sitio usa cookies propias y de terceros de tipo analítico. Si continúa navegando entendemos que autoriza su uso. Más información.